Blogia
AulaMir

Los inventores de enfermedades

Los inventores de enfermedades
El científico y periodista Jörg Blech desenmascara los intereses ocultos de la industria farmacéutica en su libro, Los inventores de enfermedades, número uno de ventas en Alemania en 2005. En él explica cómo funciona este negocio multimillonario de difícil acceso: "Los grupos farmacéuticos contratan a cientos de empresas especializadas en realizar ensayos, las cuales por su parte, colaboran con miles de médicos. Estos son finalmente los que reclutan a las personas en las salas de espera y reciben primas a cambio. Es la industria farmacéutica quien tiene en estos momentos un papel clave en la medicalización".
De todos es conocido que la industria farmacéutica, es eso: una Industria y que por mucho que nos cueste entenderlo se mueve según las directrices económicas, que no son otras que la ley de la oferta y la demanda, así de sencillo.
La oferta son sus productos farmacéuticos que responden a la demanda que son las patologías de la sociedad, de nuestros pacientes. Todo producto se conoce en el mercado a través de un proceso de marketing, publicidad directa, indirecta, sponsorización, et caetera...
El producto debe pasar por un proceso de control de calidad y probar su eficacia y seguridad, es el estudio de ensayo clínico y una vez autorizada su comercialización tener un control postventa denominado farmacovigilancia.
Hasta aquí en nada es diferente a cualquier otro producto, pero el problema surge cuando el mercado está saturado y la demanda ya no crece, entonces la oferta ya no puede seguir creciendo, ni la producción ni los beneficios. Y aquí es cuando nace la necesidad de inventar patologías nuevas para lanzar nuevos productos y dinamizar el negocio que se renueva constantemente.
Pero cómo hacerlo?, bueno se nos ocurre que problemas que puede que afecten más a cuestiones estéticas, que sean más cuestión de medicina preventiva, que se medicalicen por seguridad o por necesidad de amparo o por moda... pues ahí existe ese terreno abonado para los especuladores de la salud. Y a quién hay que convencer para que nazca una nueva enfermedad?
Pues al paciente... hacerle creer a alguien que sus sensaciones, sus molestias, sus quejas están justificadas por constituir un síndrome o una enfermedad médica reconocida... una vez que el paciente se convence demanda al médico una solución medicalizada y aquí nace la nueva demanda. El médico debe ayudar a su paciente y busca una solución y en ese momento la paternal industria farmacéutica le brinda a través de sus COMERCIALES MÉDICOS esa solución en forma de compuesto químico, testado, avalado por estudios y con múltiples presentaciones para que pueda dejar contento a su paciente.
Ese COMERCIAL MÉDICO debe VENDER su producto y para ello no dudará en someter al médico a todo clase de artimañas mercantes para que se convenza de la buena decisión médica que toma al prescribir el fármaco.
Así se cierra el círculo de la estrategia comercial de los laboratorios que salpica a ministerios, sistema de salud, congresos, colectivos, asociaciones, gobiernos, periodismo, políticos, pymes, i+d...
Podemos hacer algo para evitarlo ? Absolutamente SÍ:
El médico tiene el deber de mantenerse actualizado en sus conocimientos para beneficiar a sus pacientes con el mejor tratamiento existente... aunque ese tratamiento sea una modificación en los hábitos de vida, una recomendación preventiva de abandono de costumbres nocivas, una pauta psicológica de entendimiento de los procesos naturales que nuestro cuerpo va sufriendo y la normalidad que eso comporta...
Sé que en ocasiones es necesario el dinero de estos falsos mecenas para completar formación pero no por eso debemos dejar que se adueñen de nuestro criterio médico y de la independencia a la hora de prescribir medicación. No todos pueden, los residentes somos el colectivo más vulnerable ya que nuestra situación económica y formativa es precaria.. pero es culpa de nuestro gobierno, de nuestro sistema educativo y de esa utilización del "aprendiz" como machacas...
Por eso es nuestro deber ser autocríticos y decir NO a según que cosas http://www.nofreelunch.org
También es nuestro deber ser fieles a la MBE http://www.uptodate.com  http://www.mdconsult.com
No voy a entrar en si el síndrome de colon irritable es o no una enfermedad inventada, no voy a entrar en si el colesterol es una psicosis social, ni en si el parto se ha medicalizado en exceso, ni en la medicina cosmética, ni en las alopecias, ni el antienvejecimiento, ni en la disfunción eréctil... voy a hacer la reflexión de la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario que creo que deberíamos conservar y no me gustaría que el médico fuera marioneta de ninguna industria, aunque sinceramente la conjura de los necios no está dirigida a nosostros sino a esa sociedad que pide cosas aberrantes y que se está instalando en la descerebración y el consumo compulsivo, la salud es otra oferta de mercadillo.
Para los que quieran entender algo a través de un formato más ameno que vean esta película, podrán entender que la moral y el dinero nunca han sido compañeros de viaje, en nuestro caso espero que el  amor a la medicina no se marchite en ningún regalo malintencionado.
http://www.eljardinerofiel.uip.es
Un saludo
NO DEJÉIS DE LEER EL POST DE http://gofiococido.blogspot.com/   "Los visitadores médicos" que ha inspirado este post.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres